¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

jueves, 28 de noviembre de 2013

La cuarta espada

Titulo: La cuarta espada (La historia de Abimael Guzmán y Sendero Luminoso)
Editor: Santiago Roncagliolo
Editorial: Debate
Género: Crónica
País de Origen: Perú
Páginas: 286
Calificación personal: 4.5/5

Previo

¿Cuántos de nosotros realmente sabe lo que ocurrió en la década de los 90´s? Me refiero prácticamente a la generación que nació en la misma. Yo en lo personal no sabía nada del terrorismo que azoto a Perú, hasta que llegue y comencé a leer. Debo de admitir que desconozco muchos otros hechos relevantes para la humanidad. Así que la pregunta es para ustedes lectores ¿Cuánto saben de su generación y de lo que paso durante esta? Piénsenlo.

“Guzmán declaro una guerra contra el estado peruano que duro más de diez años y se saldó con 69,280 muertos y desaparecidos. Pero aparte de eso, poco o nada se sabe de él. Fuera del Perú, ni siquiera se recuerda que hubo una guerra. Y dentro, no circula ninguna biografía de Guzmán. ”

Con respecto a cómo conseguí el libro fue de una manera más que curiosa, ya conocida. Estaba en uno de mis típicos paseos por el centro de Lima, divagando y perdiéndome a placer, cuando llegue a un pasaje lleno de libros. Al momento que vi la sugestiva portada pensé que podría ayudarme a saber un poco más de un tema en cuestión que me intrigaba: el terrorismo peruano. Por la módica cantidad de 10 soles (un aproximado de 50 pesos.), me lleve un libro… lleno de copias del real.

“Para un niño, sentirse diferente a los demás es una de las experiencias más duras. Ser el raro o el tonto, son situaciones que te predisponen contra tu entorno, si el mundo te acoge con naturalidad y afecto, te sientes más dispuesto a seguir las normas convencionales. De lo contrario, es más posible que desarrolles la tendencia a huir de él. O a volarlo en pedazos.”

Reseña

El problema de reseñar una crónica es que no puedes resumir ni omitir datos importantes, porque si no dejaría de ser crónica. Así que en esta reseña haré un par de excepciones y escribiré varias citas textuales de las cuales me guiaré para ir describiendo un poco el entorno y así dar una idea de que va el libro.


Primeramente se describe la infancia de Abimael, su nacimiento en Arequipa, su infancia en Lima y el regreso a Arequipa a su juventud. Después se aborda el principio de su edad adulta como maestro en Ayacucho. En sus comienzos la ciudad de Arequipa tuvo varias protestas rebeldes, ese fue uno de los primeros contactos de la violencia con Guzmán. Conforme a pasaba el tiempo Guzmán se empapaba de las teorías comunistas. Destacando a los personajes: Mao Zedong, Vladimir Lenin  y Karl Marx.


“-Si la revolución realmente fuera a mejor la vida de los campesinos, lo comprendería. Pero mire la historia: los regímenes comunistas han fracasado en todo el mundo. Piense en Rusia o Corea del Norte. –Joven, yo no he estado en Rusia o Corea del Norte. Pero aquí lo único que ha fracasado es lo que usted llama democracia. Para no verlo hay que ser un fanático. ”



En su paso por la universidad de Ayacucho Guzmán empezó a reclutar gente y empezó a hacerse un nombre por la forma en que expresaba sus ideas comunistas. El joven Abimael tenía un gran poder de convencimiento. Poco a poco así comenzó a preparar una revolución interna. Pero sus principios socialistas dictaban que debería empezar por los campos hasta llegar a la capital. De este modo comenzó la etapa de la guerra en las provincias ayacuchanas.

“En efecto, las universidades albergaban una combinación explosiva de jóvenes disconformes y voluntaristas con capacidad de leer, conciencia crítica e imaginación utópica. Por eso, la mayoría de instituciones académicas de USA se encuentran alejadas de los grandes centros urbanos.”




.La forma de aterrorizar de Sendero al pueblo era atroz. Tomaban a los campesinos y si no querían unirse los mataban ahí mismo, con sus propias manos; ya que no usaban armas, salvo en ocasiones especiales. De una forma u otra los campesinos morirían, fuera a manos de Sendero o de la policía. Los campesinos de las zonas más marginadas de Perú fueron los más afectados en esta guerra, ya que no había opciones de las cuales ser partidarios.

“Muchas de las fotos parecen sacadas de una película gore con cuerpos descuartizados y ensangrentados. En algunas hay tantos cadáveres que no se pueden contar: las armas, los cuerpos mutilados, las cárceles, son motivos recurrentes.”



“Los senderistas, además, organizaban reclutamientos forzosos en los pueblos. Los campesinos que colaboraban una vez en alguna acción armada, pasaban el punto de no retorno. A veces, los campesinos se rebelaban contra Sendero, lo cual multiplicaba la sangre, Y otras la violencia se reproducía sola, alimentándose de sí misma.”


“Antes de irse, los policías le dijeron: [Tu eres madre, todos tenemos madre, Ruega por nosotros, por favor, para que no nos pase nada]”


Casi para concluir se narra cómo se capturo a Guzmán. Gracias a una división especial de inteligencia de la policía especial. También se adentra en todos los nexos de corrupción que hilvano Sendero con ciertos funcionarios públicos y algunos narcotraficantes conocidos. Más adelante se abordan algunas relaciones personales de Guzmán y algunos de los pensamientos que tenía, con respecto a ciertos temas en general.

“Guzmán habla: [Esto es solo una batalla, los hombres desaparecen, las ideas quedan].”


Para finalizar se describe la forma en la que Abimael vive en la cárcel, las medidas especiales que se tienen para contenerlo y los juicios, y cargos que están en su contra. Además se habla de otras personas que tienen contacto con él, como por ejemplo su actual esposa. Durante algún tiempo se llegó a creer que Abimael Guzmán sufría de problemas de salud, pero jamás llego a concretarse algo.


“Sin embargo cuando hablas con alguien, inevitablemente le atribuyes humanidad. Es un mecanismo natural. No quiero decir que te vuelves su defensor o su simpatizante. Es solo que es más difícil odiar con tranquilidad a alguien con quien has conversado. ”



Opinión personal

Este libro, aunque es corto es enteramente una mezcla de varios estilos narrativos. Mezcla la opinión propia con una buena narración y eso me encanto. Es sumamente digerible y entretenido. Si hilvanas correctamente los acontecimientos, las paginas vuelan por si solas.

“Las prisiones son buenos lugares para conocer a un país, porque guardan todo lo que una sociedad no quiere ver de sí misma.”


Justo antes y mientras leía el libro, converse con algunos de mis compañeros peruanos del terrorismo. De este modo pude llegar a hacerme una idea un poco más real acerca de las opiniones que la gente normal tiene. Realmente no me lleve ninguna sorpresa, porque casi todos desaprueban las acciones de Sendero y la mayoría aprueba las acciones de Fujimori para contenerlo. Aunque todos concuerdan en que las medidas eran extremosas, creen que no había otra forma de frenarlo. También piensan que Vladimiro Montesinos es un cerdo por todos los tratos y nexos clandestinos que llego a tener. Sí juventud mexico-peruana la odiada señorita Laura también se vio inmiscuida en estas cuestiones.


“Yo no niego que haya habido excesos brutales, nadie lo niega, pero si alguien quiere procesos judiciales, que se juzgue también a los políticos de esos años, que se lavaron las manos con nosotros.”

“En cualquier conversación en que se tocase el tema, los limeños preferían abiertamente su desaparición natural, de ser posible, antes de que tuviese que enfrentar nuevos juicios y con ellos, más publicidad.”


El libro es bastante ilustrativo en todos los aspectos, porque además contiene varias fotos y un mapa. La forma de contar esta crónica es enganchadora. Bastante recomendable si es que no sabes nada del terrorismo de Perú.




PD: la razón de la demora de esta reseña es porque decidí aplazarla hasta tener una foto de la escuela a la que asistió Abimael Guzmán. La Universidad de San Agustín en Arequipa, en mi último viaje.


PD2: Las imágenes son fotografías de la exposición en el Museo de la Nación en Lima. Una exposición sobre el terrorismo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario