¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

martes, 8 de abril de 2014

La piel del tambor

Título: La piel del tambor
Autor: Arturo Pérez-Reverte
Editorial: Punto de Lectura
Género: Acción/Detective
País donde ocurre: Sevilla, España
País de origen del autor: España
Páginas: 589
Calificación personal: 4.9/5

Previo

Comenzaré con un tema que siempre ha causado controversia: la iglesia. El libro va de esto. Procuraré no indagar  tanto dentro de ello, de hecho quiero ser sumamente específico ¿cómo es que la iglesia planea que un hombre se abstenga de sus deseos carnales? y sobre todo, ¿cómo es que planea que los suprima totalmente? Posiblemente antes esto fuera más "controlable", pero en actual siglo XXI y con tanto bombardeo de información me parece imposible. Nunca he tenido ningún problema con la iglesia, solamente no concuerdo con muchos de sus pensamientos, pero los respeto. En Desgracia (la reseña la puedes leer aquí) tomé un tema similar, y en este mismo me baso: "Los hombres somos como perros, tenemos instintos animales. No podemos controlar esos instintos, pero sobre todo somos domesticables."

"El hombre evoluciona a través del sufrimiento hacia estadios superiores, el género humano está llamado a reformarse, la buena voluntad concita la buena voluntad."

Es hora de confesar algo, tengo descuento en Sanborns y por eso compro varios libros ahí. Justamente ahí hallé a La piel del tambor, lo demás es prácticamente historia. Éste libro tuvo que esperar su largo lugar en la fila, pero qué bien valió la pena la espera.

¿Qué puedo decir de Pérez-Reverte? Ya es bastante conocido, es el típico autor presuntuoso con una carga de humor ácido que nos encanta leer. Sin ánimos de ofender a nadie, considero a Pérez-Reverte como el "Ibargüengoitia" español, o al menos a mí me lo parece bastante. Éste es el tercer libro que leo de él, y puedo asegurar que no será el último.

"-¿Cómo se las arregla para mantener a raya la tentación? -Oración y duchas frías, Ilustrísima."

Reseña

Una irrupción informática en la base de datos en el Vaticano a medianoche, ¿El objetivo? El mail personal del Papa. ¿Para qué? Un mensaje de alerta informando ciertas anomalías y sucesos ilegales en una pequeña iglesia de Sevilla. La cereza en el pastel es el aferrado párroco que reside en ella. Con éste prefacio se comienza a tejer ésta novela tipo "folletín" que contiene giros emocionantes e inesperados.

"Desconfía siempre de un anciano que se aferra a una idea. Es tan raro llegara viejo con ideas por las que luchar, que los pocos afortunados no se las dejan arrebatar."

Así que el apuesto (no lo digo yo, lo dice el libro) padre Quart es enviado a Sevilla para investigar la calidad y veracidad de estos sucesos. Quart forma parte de una dependencia semi externa del Vaticano que investiga los asuntos externos. Digamos que ésta dependencia es la que se encarga de los trabajos "sucios" de la iglesia y Quart se considera a sí mismo un soldado religioso.

"¿Cómo preservar, entonces el mensaje de la vida en un mundo que lleva el sello de la muerte? ¿Qué más de que yo tenga fe o no la tenga?... los que acuden a mí sí la tienen."

En todo éste ambiente revuelto y turbio aparecen unos personajes extremadamente peculiares, tales como: un banquero corrupto, un boxeador retirado, una cantante de flamenco, una duquesa septuagenaria, una belleza andaluza y un curioso monaguillo con una entrada fugaz. Además de estos personajes podemos observar a  los representantes de la iglesia que se hacen constantemente presentes.

"Cuando se llega a los setenta años, algunas cosas cambian demasiado rápidamente o ya no cambian en absoluto."

Fuera de los embrollos que la propia trama presenta, el tema rescatable de todo esto es la constante lucha del padre Quart consigo mismo y los demonios de la concupiscencia que lo acechan, además de ciertos dilemas morales con los que se encontrará a lo largo de la historia.

Opinión

El señor Pérez-Reverte es UAU, al menos para mí. No usa palabra tan sofisticadas, pero las acomoda de una forma especial que te cautivan, además del humor que se hace presente en cuanto puede. Pérez-Reverte no se inmuta ante ningún tema, la misma novela es una sátira de la iglesia y que se define por los críticos como: "La aclamada novela de suspenso que puso al autor en la mira de la crítica".

"La fe es algo independiente, incluso, de que Dios exista. La fe es el salto a ciegas hacia los brazos de alguien que te acoge en ellos… es el consuelo frente al miedo y al dolor incomprensibles."

Pérez-reverte te mete en la novela de una o mil formas diferentes, la novela cumple con su cometido de engancharte a cada instante y en cada capítulo. El único "pero" que yo le pongo, es que la interlocución es un poco floja y confusa. A la hora de hacer el cambio de personaje hacía "los chicos malos" se vuelve aburrida y sin sentido, si no tuviera esas interrupciones sería perfecta.

"Aunque brillen supernovas y agonicen estrellas, mueran y nazcan planetas, todo seguirá girando, en apariencia inmutable, cuando nos hayamos ido."

Me ha encantado, eso es todo lo que resta decir. Me generó una empatía con el personaje, me puso a pensar seriamente en cómo lidiar con los demonios personales, hasta cuándo podemos luchar, y cuándo estos demonios se han hecho parte de uno mismo. Todos tenemos demonios personales, queda en nosotros cuánto tiempo tardan en consumirnos.

"Sólo le faltaba oficiar de espaldas a los fieles, vuelto hacia el retablo y la imagen de la Virgen como se hacía tres décadas atrás"

El final ha sido excelente, mostró un giro que me dejó con la boca abierta. Los giros se hacen muy presentes y son inesperados, ya no sabía cómo reaccionar ni que pensar. Y bueno, también la forma en cómo concluyen las cosas me pareció de lo más adecuada.

PD: Intenté conseguir alguna foto (real, no googleada) de Sevilla pero no pude conseguirla.















No hay comentarios:

Publicar un comentario