¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

lunes, 23 de junio de 2014

El asesino de la carretera

Título: El asesino de la carretera-Killer on the road
Autor: James Ellroy
Editorial: Ediciones B
Género: Suspenso/Novela Negra-Policiaca
País donde sucede: Estados Unidos
País de origen del autor: Estados Unidos
Páginas: 334
Calificación personal: 5/5

Previo: El origen del mal

Han sido ya muchas las personas que han realizado estudios acerca de las patologías que se llevan a cabo en la mente de un asesino; puede que existan muchas cosas ocultas en la psique de un asesino, o puede que todas estén expuestas a simple vista. Pero ¿qué tal si los asesinos solos sean malos por naturaleza?, o ¿qué tal si el mal viene en nuestros genes? Es un hecho que las situaciones y el contexto de su crecimiento influye en el resultado final, pero no podemos afirmar que todas las personas que han crecido en un ambiente "difícil" vayan a asesinar. Así que yo te pregunto lector: ¿crees en el mal? y si es así ¿dónde crees que se encuentre? ¿En ti o en mí?

"Sé que hay gente que mata y se lleva lo que quiere y nunca la detienen; y si la detienen, no justifica su fracaso con palabrería mística para seguir siendo grande y no echa la culpa a la sociedad porque reconoce el libre albedrío."

¿Cómo lo conseguí?
Malditas promociones en las librerías, no dejan ahorrar ni hacer que mi situación financiera mejore. Soy un mirón-comprador-compulsivo de lo peor. Gracias Gandhi por ofrecerme una excelente edición de pasta dura a un tan asequible precio.

Un poco acerca del autor…
Ya había una reseña de Ellroy en el blog, pero extrañamente Clandestino me dejó con un curioso sabor de boca, algo así como si quisiera más, y encontré el complemento aquí. Ellroy se convirtió en uno de mis autores de novela policiaca favoritos. No hay mucho más que decir además de que se le denomina el "perro negro de las letras americanas", descubran por qué en la opinión.

"Si Dios no quisiera que los hombres comiesen chocho, no les habría dado forma de taco."

Reseña
Tener un intelecto privilegiado y ser un joven antisocial podría parecer de lo más normal en la actualidad, tanto como en la sociedad americana así como en la mundial, pero una mayor introversión de los pensamientos puede causar  desviación en los pensamientos. Tal como el caso de Martin Plunkett.

"Mi carácter extraño te producía asco y te proporcionaba a alguien a quien detestar desde una distancia segura pero, si hubieras captado lo que ocultaba, te habrías aprovechado de el."

El joven Martin se ve obligado a inmiscuirse en sus fantasías mentales, que el denomina "películas mentales". El motivo de huir de su realidad es que el mundo exterior le parece demasiado soso y predecible. Todo le aburre o le parece sumamente simple. Hechos turbios de su infancia le resultan que se familiarice con el mundo de un cómic sangriento, de ahí tomara sus primeras bases para asesinar.

"Yo mentalmente podía ir a donde se me antojara. Aquellas ordenes no eran un castigo."

Al verse en varias situaciones desastrosas a su alrededor termina cayendo con un ex policía que será su segunda influencia para comenzar a adentrarse en el mundo criminal. Cabe destacar que el joven Plunkett es un buen observador, pero mucho mejor oyente. Es calculador y frío aunque en ciertas ocasiones el calor de la sangre lo lleve a cometer actos impulsivos y carnales.

"En el fondo yo mataba por capricho monetario, por gratificación biológica y para que el dolor me abandonara."

Por medio de distintos paisajes y carreteras americanas que van de costa a costa y atraviesan por San Francisco hasta llegar a Aspen, Martin Plunkett se decide a matar para revivir el tacto y fervor de la sangre. El motivo detrás de asesinar es mitigar las pesadillas que lo asechan constantemente, la única forma de pararlas (momentáneamente) es asesinar. En su largo camino se encontrará con personajes incluso más pirados que él que aunaran su deseo de matar sin control, e incluso de cambiar un poco su perspectiva de asesinar.

"Los maté a todos. Algunos fueron crímenes de oportunidad y conveniencia; otros fueron ataques contra las pesadillas que sufría tanto despierto como dormido y el ocasional impulso recurrente a vivir fantasías de la infancia."

¿Acaso será cierto que una forma de horror externo puede producir tranquilidad? La realidad es que una vez que comienzas es en verdad difícil parar. Siempre existe la necesidad de más y más hasta que ya estás totalmente hundido y no puedes salir… la emoción que se encuentra en matar es una adicción, una de las peores.

Opinión
Quiero resaltar que James Ellroy me había dejado con un par de dudas, pero después de haberle dado unos meses pude vaticinar lo que ocurriría, se ganó mi entero respecto y admiración como escritor, no se tienta el corazón y es jodidamente crudo, tal como la vida lo es. Preveo muchas novelas de él en el blog. 

"Si te hizo llorar por empatía, eso significa que tu voluntad se desmorona… si te hizo llorar por ti, entonces estás acabado."

Este asesino es diferente, es muy diferente a los que he leído, y justamente ahí radica su misticismo. No sé cómo explicarlo… pero es enfermamente atrayente, es como un imán de toxicidad que saca a relucir tus cuestiones menos morales. Creo que éste es el más intelectual que he imaginado, la prueba es la concatenación de palabras que usa, que claramente yo no soy capaz de unir.

"La expresión en serie significa que uno siempre pasa al siguiente. Ya se trate de amante o víctima de asesinato."

Otro concepto que me parece maravilloso es el de sus películas mentales. ¿Qué tan horrenda debe ser tu vida como para crear otra realidad? Me encantaría defender a Martin, pero sencillamente no hay forma. No es justificable. Ni siquiera por su antítesis que serían las pesadillas que lo atormentan por las noches.

Existe un declive natural en todos los asesinos, así como en su forma de pensar tanto como de actuar. Lo mismo sucede con las novelas. A veces es realmente complicado hallar en qué parte del declive nos encontramos. A mí me parece que esto se acentúa cuando encontramos a una persona que se nos parece, o nos da competencia…

"Era usurpar recuerdos de los demás y cargarme con unas experiencias que no había tenido nunca, a fin de volverme impenetrable."

La novela se divide en capítulos medianos, y mayormente en varias partes, donde se da un giro a la forma de contar la historia. La forma con la que se comienza nos dice que Martin ha sido atrapado, lo realmente interesante es saber cómo ha sucedido y a todas las personas que se ha cargado en el camino.

Me lleve una buena impresión del libro, pero me dejó con varias dudas, reflexiones e incluso miedos infundados. Miedos llenos de paranoia acerca de mí existir, el libre albedrío y el transitar.

"No se puede sacar sangre de una piedra, por más que la exprimas."



Apuesto a que ya saben que este libro tiene su lugar asegurado en el top 5 de este año. ¿Alguna otra recomendación de Ellroy para estos meses?

No hay comentarios:

Publicar un comentario