¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

miércoles, 26 de febrero de 2014

La historia del loco

Título: La historia del loco
Autor: John Katzenbach
Editorial: Debolsillo
Género: Suspenso
País donde ocurre: Estados Unidos
País de origen del autor: Estados Unidos
Páginas: 540
Calificación personal: 4.8/5

Previo

En los tiempos actuales ya casi nada nos sorprende; en la sociedad actual la línea entre lo correcto y lo incorrecto puede ser muy delgada y llena de circunstancialidades. Lo mismo sucede con la línea de la cordura. ¿Quién puede decirnos si estamos chalados o no? Aceptémoslo o no, todos tenemos alguna especie de problema mental a mayor o menor escala. En mi caso sufro constantemente de delirios…de grandeza. ¿Te atreves a compartir tus obsesiones, delirios o manías?

"¿Por qué nos recuerdan por nuestros fracasos? ¿Por qué los fracasos y las retiradas valen más que las victorias?"

 La mente es un "estado" de armonía sumamente frágil, la más mínima alteración nos produce una irrefrenable y volátil locura que en sus peores casos podría conducirnos a una "fragmentación" de muchas pequeñas partes. Debo rogarles que no confundan a los lunáticos con los locos.

Este libro es prestado. Al principio estaba proyectado para leerse en un par de meses después de lo esperado, por la alta carga de libros que tengo por leer. Pero esa mirada que posee la portada me hizo sucumbir y adentrarme en "la historia del loco". Creo que la señorita que me lo prestó también es partidaria de compartir el conocimiento, todos deberíamos seguir su ejemplo prestando libros y sobre todo devolviéndolos. Yo siempre lo hago e incluso me encanta regalar los míos.

¿Qué debería decir acerca de Katzenbach? Mejor dicho: ¿Cómo plasmar mi admiración en tan poco espacio a Katzenbach? Este es mi cuarto libro que leo de él y ninguno de los cuatro ha decepcionado. No había escrito ninguna reseña de él porque aún no tenía el blog, pero en mi haber están: El psicoanalista, El hombre equivocado y Un final perfecto. Fácilmente mi autor favorito de suspenso e inclusive rozando la novela negra. ¡Soy tu fan, Katzenbach!

"Era la peor sensación que hubiera tenido nunca. Sabía que estaba loco y sabía, con la misma seguridad, que no podía estarlo. Tenía que encontrar algo que lo mantuviera cuerdo. O que lo hiciera parecer cuerdo."


Reseña

La historia comienza con un breviario de como es la vida de Francis Petrel después de haber sido dado de alta en el hospital psiquiátrico Western. Los hechos suceden en Nueva Inglaterra, Estados Unidos. El ya no tan joven Francis lleva una vida apacible y algo monótona para un ex enfermo mental, un trabajo normal, un piso normal y una rutina normal.

"Ya no oigo mis voces, de modo que ando un poco perdido. Sospecho que sabrían contar mucho mejor esta historia. Ése es uno de los principales problemas de estar loco; nunca estás seguro de las cosas."

Súbitamente recibe una carta del Hospital Western, ya que es solicitado para dar una charla especial por ser uno de los pocos pacientes que se han "curado" y que llevan una vida común. Francis lo piensa demasiado y finalmente decide regresar, aunque él sabe que es la peor decisión que puede tomar. No le conviene desenterrar viejos y sórdidos recuerdos.  

"Pero nadie parece la clase de persona que se suicidaría hasta que lo hace, entonces, de repente, todo el mundo que la conocía siente con la con la cabeza."

Al regresar a casa, los recuerdos comienzan a manifestarse a través de diferentes formas: voces, imágenes, alucinaciones, delirios e incluso personas. Francis siente la necesidad de contar la verdad oculta en el asilo por 20 años. La forma en la que se decide es la que tiene más a la mano: las paredes. Pronto estos recuerdos lo acecharán de una forma más agresiva y descontrolada, haciéndonos dudar ¿Quién es el loco?

"Cuando estás loco, a veces la tranquilidad es como una niebla que oscurece las cosas cotidianas y corrientes, las imágenes y los sonidos familiares."

Francis al hacer la introspección en su pasado nos muestra como es la vida en el hospital psiquiátrico y a sus singulares habitantes. En la trama entra Peter, un ex bombero con tendencia a la piromanía (linda ironía, ¿eh?) con complejos de personalidad bastante arraigados que se irán develando. Esta dupla en conjunto de otros personajes,  serán los encargados de resolver los misterios del hospital, incluyendo un recóndito asesinato.

"Nos pasaba a todos los locos, era nuestra mayor esperanza y nuestro mayor sueño: queríamos ser algo."

La forma en la que se desarrolla la historia impulsa y aviva la paranoia en el lector, al hecho de muchas veces poner en duda ¿Qué tan cuerdos estamos? y si realmente los locos están donde deberían de estar…

"Aquí todos tenemos miedo. Miedo de lo que hay en nuestro interior, miedo de lo que hay en el interior de los demás, miedo de lo que hay afuera. Nos asustan los cambios. Nos asusta quedarnos igual. Todo el mundo quiere ser distinto, pero esa es la mayor amenaza."

Opinión

Antes que nada, debo de mencionar que siempre he tenido esa nociva atracción a los problemas de la mente. Siempre he cuestionado la mentalidad y el equilibrio mental de las personas, no porque el mío sea perfecto, sino porque realmente no hay un estatuto con el que nos podamos medir de una forma equitativa. Puede ser que para algunas personas ciertos temas o corrientes les parezcan "insanos" o deleznables y a otras perfectamente normales. Vivimos en un mundo bizarro lleno de falsos epítomes.

"Estar loco y caminar por la calle es la forma más clara de ver la naturaleza humana. Pero la mayoría del tiempo, aunque no sea feliz, por lo menos tengo conciencia de las cosas."

Mis affaires comenzaron con los temas de personalidades múltiples, diferentes trastornos, fragmentación de la mente e incluso las tan sonadas voces esquizofrénicas. En la historia se hace una referencia a varias de estas condiciones. De una forma u otra me hizo compenetrarme con la historia.


La trama y Katzenbach cumplen perfectamente con el acometido: mantener siempre enganchado al lector y hacerlo dudar de quién es el asesino, hasta del personaje mismo. Para mí, ahí radica la genialidad de Katzenbach, en dar vueltas inesperadas y emocionantes a la historia. Conforme a los hechos transcurren, te vas "picando" más y más.

"Siempre llevamos la ropa que nos pone el destino ¿Verdad? No es ninguna novedad."

Otra de las ventajas de este libro (posiblemente se deba a la naturaleza de la historia) es que sientes una gran empatía con los personajes. Puedes llegar a sentir sus emociones, frustraciones, miedos e incluso sus gozos. Realmente esta es mi opinión, todos podemos discernir. Mi personaje favorito ha sido Peter, incluso creo que ha sido de mis personajes favoritos en mucho tiempo. Un bombero que crea incendios…

"A veces la locura consiste en la fijación, en pensar en una sola cosa. Pero, curiosamente las necesidades imperiosas pueden convertirse en sí mismas en una especie de locura."

El libro contiene capítulos medianamente cortos y se divide en 3 grandes partes. La historia de Francis se escribe en cursiva mientras que la historia en letras normales. Me encantó la forma de mezclar ambas historias en un tiempo presente.

Para finalizar, el final me gustó, pero no fue lo que esperaba. Esperaba una mítica vuelta como la del Psicoanalista, pero no la hubo. (Sé que está mal comparar obras del mismo autor). Posiblemente el final pudo haber sido mejor… pero es un final al estilo Katzenbach, un final estilo Perfecto. Puedo decir que disfruté el libro y escribir la reseña.

"Cuando toda mi locura y todo lo que  podría volverme cuerdo algún día se unió en una gran conexión eléctrica y explosiva."

PD: Me he puesto a investigar un poco de la esquizofrenia y he tenido cierta paranoia con el libro. Siento que cuando uso la licuadora puedo morir inesperadamente por la espalda… Sólo advierto al lector por la naturaleza de la obra.


2 comentarios:

  1. Mi vida se ha visto envuelta por constantes altercados entre mi estabilidad mental y mi yo que quiere vivir en paz, con este libro me identifiqué bastante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creó que también me identifiqué en ciertos aspectos. Nunca estamos enteramente estables; siempre es una lucha constante con los demonios y las voces de uno mismo. ¿Lo crees así?

      Eliminar