¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

miércoles, 11 de febrero de 2015

Abril Rojo

Titulo: Abril Rojo
Autor: Santiago Roncagliolo
Editorial: Punto de lectura
Género: Suspenso, Novela Negra, Policiaco
País donde sucede: Perú
País de origen del autor: Perú
Páginas: 326
Calificación personal: 4.7/5

Previo: ¿Pasado sin futuro o futuro sin pasado?  

En todas las personas debería existir esta necesidad, la necesidad de conocer el pasado. Y me refiero a necesidad porque es (o debería) ser algo indispensable para saber cómo conducirnos en el futuro. En otras palabras deberíamos conocer el pasado para no cometer los mismos errores en el futuro. No quiero decir que el pasado fue hace cien o doscientos años, el pasado puede ser lo que fue ayer. ¿Qué tanto podremos corregir nuestras acciones venideras sabiendo lo que hemos hecho? Por mí parte, reevaluando el pasado es de las formas más eficaces que tengo para aprender, usualmente “regándola”.

¿Cómo lo conseguí?

Hubo una especie de feria del libro en la ciudad de México, hubo un pequeño descuento. Así que me animé a comprarlo después de tanto tiempo. Lo tenía pendiente desde hace más de un año, fue una recomendación repetida por mis compañeros del Perú.

Un poco acerca del autor…

Me parece que ya había un previo de Roncangliolo (hasta ahora aprendí a escribirlo bien), pues él vivió una parte de su infancia en México, él decía que muchos de sus “compañeritos” de escuela eran “exiliaditos”. Todos creían en la revolución, sólo que no sabían qué tipo de Revolución…

Reseña

Un horrible asesinato ocurre en la provincia de Ayacucho. Por motivos indistintos el fiscal de distrito Félix Chacaltana es traído desde Lima a su natal pueblo. Él comienza a investigar los hechos, pero los ciudadanos no están muy solícitos a cooperar en la investigación…  ¿Quién quisiera cooperar con los cerdos?

Mientras el fiscal se adentra en un pueblo “fantasma” lleno de renuencias y trabas, los vestigios de un Sendero Luminoso dan destellos de vida, y mientras un decadente ejército intenta mantener un apócrifo dominio, las fiestas de semana santa siguen. Aumentando también los descomunales asesinatos.

¿Qué deberíamos pensar cuando nuestros ideales se someten a arduos juicios morales? Siempre existirán cuestiones difíciles de clasificar en la “moralidad”. A través de la descripción de un pueblo decadente, azotado por dos flancos: el terrorismo y la policía, el fiscal de distrito se pondrá  a dudar de qué bando es el correcto.

Por medio de la radiografía de ambas partes, también se cuestionará ¿En quién podemos confiar y hasta dónde? No todas las personas con un pasado tormentoso son necesariamente malas, así como tampoco todas las personas aparentemente “buenas” lo son.

Opinión

Sí, sí me gustó y bastante. Aunque en ciertas partes se me hizo un poco lento y aburrido. Creo que fue el tiempo adecuado para leerlo (a principios diciembre) porque en ese momento México estaba en su momento cumbre de descontento general, han pasado dos meses y la gente ha olvidado. Eso es tan Méjico, tan Latinoamérica.

Me fue imposible no encontrar similitudes entre el momento de crisis que sufría Ayacucho con  Ayotzinapa. Qué forma tan cruel y dolorosa esa de morir calcinado. En ningún momento quiero sonar a justificación, pero si todos conociéramos la forma de “trabajar” de Sendero Luminoso y la forma de “combatirlos” del ejército peruano, estoy casi seguro que sería más difícil impresionarnos de la injusticia que sufrimos. Un pueblo que es azotado por dos frentes, y los más afectados son los campesinos.

Dado a que se narra en un ambiente provinciano el uso de la jerga y los “peruanismos” hacen un poco complicada la asimilación de todas las palabras, por suerte yo conocía muchas palabras, y en otros casos tuve que preguntar.

Con una extensa radiografía de lo que fue, es, el terrorismo peruano se muestran ambos lados. Los objetivos de Sendero Luminoso y los sentimientos del ejército (sí, ellos también sienten), y la forma en que se encausan y enclaustran sus pensamientos. Tristemente todos en éste mundo dependemos de la orden de alguien más (no estás sólo, amigo Godínez).

Los niños de Sendero eran educados en el terrorismo. Se les implantaban ideales desde pequeños. Por otra parte, la gente de Perú apoyaba a Fujimori, y no es algo que creo, es algo que pregunte; y aunque muchos de ellos decían que no era “la forma” tampoco sabían que más hacer. Por eso creo que los extremismos son difíciles, siempre existirá otra parte…

Me hubiese encantado leer éste libro en Perú, tuve algunas dudas que pudieron haber sido simplificadas. Además de que hubiera sido la obra cumbre después de haber leído “La cuarta espada” y “Toda la sangre”. ¿Qué pasa con nosotros? ¿Cuándo nos convertiremos en un estado fallido? ¿Cuándo ha sido suficiente de “abriles rojos”?

"A mí no me gustaría ir al cementerio. Es como tener una casa en que uno no vive. Y mi familia tendría que ir hasta allá. Al final les daría flojera. Ya no irían más."

"La religión siempre es un consuelo. Sobre todo aquí… con tanto difunto."

"Pensó que uno debe creer para construir un país mejor. El que pregunta no cree, duda. No se llega muy lejos con dudas. Dudar es fácil, como matar."

"Una técnica de confesión era sumergir la cabeza del sospechoso en una batea de agua varias veces hasta aproximarlo a la asfixia, de modo que su receptividad a las preguntas aumenta significativamente."

"Creo que no entiendo ni siquiera qué está pasando en esta ciudad ni en este país. Últimamente creo que no entiendo nada de nada. Y no entender da miedo."

"Es sólo que contigo me siento menos absurdo. Tú eres una de las cosas que no entiendo, pero la única que me gusta no entender."

"Nunca matarían a una madre, señor fiscal. A veces, el miedo hace que se excedan."

"-¿Por qué celebramos la muerte? ¿No es un poco extraño? -La celebramos porque no creemos en realidad, porque la consideramos la transición hacia la vida eterna, una vida más real. Si no morimos no podemos resucitar."

"No era sexo lo que había buscado, sino una especia de poder, de dominio, la sensación de que algo era más débil que él mismo, que en medio de este mundo el también podía tener fuerza, potencia, víctimas."

"Pero los muertos no mueren, se quedan gritando para siempre, reclamando un cambio."

PD1: Tenía pendiente ésta reseña desde diciembre.

PD2:Gracias a la persona que me lo recomendó, ya estoy a la busca de "Conversación en la Catedral." Pronto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario