¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Reseña de: Tijuana Crimen y Olvido

¿Qué no Tijuana era pura diversión?
Título: Tijuana: crimen y olvido
Autor: Luis Humberto Crosthwaite
Editorial: TusQuets
Género: Novela Negra, No ficción, Crónica
País donde sucede: México, Tijuana
País de origen del autor: México
Páginas: 288
Calificación personal: 4.5/5

Previo: Desaparecidos

¿Alguien de ustedes ha tenido algún conocido que haya desaparecido? Sé que es un tema fuerte, sé que es un tema delicado y sé que es un tema que duele. Pero creo que alguien debe tocarlo en algún momento. No sé las cifras exactas de cuánta gente se extravía diariamente o anualmente, fácilmente podría buscar abriendo el navegador de internet, pero sucede que no creo en estas cifras (ni en mi gobierno), tal vez para creer en esas cifras debería multiplicarlas por dos… o tres.
No dudo que muchas personas se desaparezcan por causas como desorientación, enfermedades, incluso alienígenas; pero a donde quiero llegar es a la gente que la desaparecen.  No es ninguna novedad que en México siempre han desaparecido personas; la novedad es que últimamente han desaparecido más... Mentí, la verdadera novedad es que ahora esa información se filtre a la población.
¿Qué hacer entonces? Esta vez no tengo una respuesta –por más increíble que pueda llegar a sonar–, esta vez estoy recurriendo a ustedes, creo que siempre lo hago, al menos inconscientemente… No sé qué hacer cuando se desaparece alguien. Si yo estuviera en una de esas situaciones tal vez lo que haría sería empezar a buscar en los lugares menos imaginados…

¿Cómo lo conseguí?

Producto del último remate de libros. No recuerdo exactamente el precio, pero estoy seguro que me costó menos de 100 pesos. Esa tanda de libros que compré está a la mitad, pero yo ya estoy esperando al próximo remate.


Un poco acerca del autor…

Sólo sé que es de Tijuana, a la historia le encontré una especie de parecido con “La balada de los arcos dorados”. Es un periodista que se ha enfocado a las historias cortas, los artículos y algunas novelas de ficción. Me parece que esta es una de sus novelas que abarca –mayormente– no ficción. Sin duda habrá más de él en el blog… habrá que esperar a que encuentre algo más.

Reseña

Nos situamos en Tijuana: ciudad de vicios, excesos e ilegalidad. La historia comienza con un preludio del porqué de la novela, el porqué de la investigación del autor y los resultados obtenidos. El autor investiga la misteriosa desaparición de un par de periodistas: Magda Gilbert la más joven de ambos, y Juan Mendivil uno un poco mayor. Varias teorías se especulan alrededor de ellos, desde el asesinato a manos del narco hasta unas largas vacaciones en alguna playa perdida en Asia. La verdad no es ninguna de estas…

Conforme a se adentra en la inverosímil investigación, también se adentra en lugares sórdidos, personajes irreales y un par de situaciones que parecen totalmente fuera de serie. Hay momentos donde la realidad se queda corta y la ficción comienza a moldar esos huecos… ¿sabemos qué es real?

A través de la radiografía de (otra) ciudad fronteriza, se nos describe esta novela: Tijuana Crimen y Olvido, un título que da mucho más de qué hablar. Nos sumergimos entre el crimen y al final solo tenemos olvido. Una ciudad que se caracteriza por desaparecer a las personas… de una o mil formas. ¿En qué momentos perdemos la realidad de la ficción y cuando es mejor que la ficción se amolde a nuestra realidad?

Opinión


He de confesar que perdí el hilo de la realidad con el de la ficción, ya no supe qué era verdad y qué no lo era. Esto me gustó porque durante toda la lectura no dejó de producirme una ansiedad para finalizarlo. Estuve especulando en los resultados de la investigación y cuando creía que por fin ya nada irreal sucedería, entran los personajes irreales y hacen cosas irreales. Creo que las situaciones verdaderas se amoldan a la ficción, produciéndonos una explosión cerebral… siempre llena de cuestionamientos.

Durante un par de semanas estuve en la línea de solamente leer autores mejicanos, y realmente me gustó esta etapa, poco a poco le estoy tomando un cariño a mis compatriotas, y no es que antes no los quisiera o que yo los despreciara, sino que no había encontrado cosas nuevas/buenas y todo lo que había leído me parecía muy europeizado.

Las descripciones me parecen sencillas, pulcras y acertadas, esto le da bastante velocidad a la forma de leerlo, fuera de algunas historias, no hay mayor problema para leerla. La trama es parte del género de no ficción, aquellas historias que se basan en hechos reales y se les adjuntan hechos irreales… esto no es necesariamente malo, pero tampoco es necesariamente bueno, ya que el autor puede jugar de forma subjetiva con los hechos.

Creo que lo realmente destacable es cómo se mezcla la realidad con la ficción, además de que entran en juego algunos personajes que lo harán más irreal, como un ex policía mexicoamericano, un fanático de las historias cortas de Crosthwaite y la sombra del narcotráfico que no dejará de rondar toda la historia. Con todos estos toques y matices se describe una breve historia, pero que te mantendrá a la espera de saber la verdad, una verdad complicada de desentrañar.


¿Qué sucede cuando el olvido se mezcla con el crimen?

PD: Me quedé sin citas porque presté el libro...

No hay comentarios:

Publicar un comentario