¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

miércoles, 20 de mayo de 2015

Oscura Monotona Sangre

Titulo: Oscura Monotona Sangre
Autor: Sergio Olguin
Editorial: TusQuets
Género: Narrativa, Drama
País donde sucede: Argentina
País de origen del autor: Argentina
Páginas: 184
Calificación personal: 4.8/5

Previo: Bizarro. Mórbido. Enfermo. Raro.

No hay forma de pensar en un previo cuando lees un libro en un día. Y aunque cavilé los días siguientes, no logré hallar uno adecuado. Por eso tomé la idea de la premisa, una idea rara, enferma, mórbida, diferente (bizarro, según la RAE, es valiente. El uso cotidiano que le damos es un costumbrismo, tal vez aquellas personas que son en verdad valientes son diferentes). ¿Qué más puedes pedir cuando tienes todo lo que un hombre puede desear/pagar? La respuesta es juventud, pero no tu juventud. Sino la juventud de alguien más…

¿Cómo lo conseguí?

Uno de los libros que me dio mi mentor. No sé porque lo compré, sólo lo vi y se me antojó. Creo que la portada influyó mucho. Lo presté, y cuando volvió a mis manos supe que era hora de leerlo.
Un poco acerca del autor…

Nunca había leído a un autor argentino (el Aleph de Borges fue fugaz, así que no lo tomé en cuenta), pero supuse que si alguien había ganado un premio a la mejor novela –de cualquier jerarquía– debía ser, por consiguiente, bueno. Al final no me equivoqué.

Reseña

Julio Andrada es dueño de una prestigiosa fábrica en Buenos Aires, Argentina. Andrada es el padre ideal, el vecino modelo, el esposo perfecto, en pocas palabras es la persona que todo mundo desearía ser. Pero no todo fue fácil para él, comenzó a trazar su camino desde abajo; por ese motivo le gusta recorrer caminos y barrios humildes. Le hace recordar su ascenso y grandeza.

En uno de sus viajes por esos barrios humildes, Andrada escucha a voz de un par de camioneros que existe la prostitución de chicas jóvenes –además de los vicios que esto conlleva­– e inmediatamente surge en él la curiosidad de poder verlo por sus propios ojos. Pero un magnate de su estilo no tiene necesidad de contratar a una prostituta barata en la calle, él podría comprar a la más cara de toda Argentina; así que debe haber algo más…

En su viaje a estos barrios descubre a Daiana una jovencita morocha que se sube a su auto sin mayor preocupación, ella fija una cuota y él paga lo triple. Acaban su experiencia corpórea y el se siente revitalizado… algo se ha quedado plasmado en él. Algo de la frescura de Daiana…

Pronto nace una adicción hacia ella, hacia su cuerpo, hacia sus pechos, hacia su pubis, hacia su mirada, hacia sus curvaturas. Él jamás había sentido eso, seguro es la edad. Pronto comienza a atender su vida normal, y comienza a entretejer su doble vida. Una serie de acciones peligrosas le darán un giro –más de uno– a la historia. La pregunta inevitable surge: ¿Una mujer es lo suficientemente valiosa para hacerte perder todo lo que has construido en tu vida? ¿Qué es eso que tienen las mujeres que te hacen perder la cabeza?

A través del retrato de un hombre y un barrio decadente, se exponen las necesidades más oscuras e intrínsecas del género masculino. Un lugar donde transcurren los pensamientos más raros… y de nuevo vuelven las ideas negativas de que esto no puede funcionar… ¿o sí, Andrada?

Opinión

Nunca había leído un libro en un solo día, incluso si son cortos intento distribuirlos en dos días, me gusta disfrutar un poco los libros; pero con esta joya no pude hacer eso, no pude parar… yo necesitaba saber qué iba pasar. Y aunque es bastante obvio lo que sucederá, se implementa esa necesidad mórbida de saber, de leer, de conocer sus vidas y pensamientos.

El contraste se puede observar desde el primer instante, Julio Andrada es un adinerado que tiene todo, Daiana es una chica pobre que no tiene nada. Es interesante jugar con los intereses de ellos dos. ¿Las mujeres sólo son interesadas o son inteligentes? ¿Cuánto nos importa (a los hombres) que nos usen por comodidad? Surgieron muchas preguntas a lo largo de la trama.

Esta es la novela que ejemplifica que todo saldrá mal, pero quieres saber el por qué ellos no paran de actuar irrazonablemente. Incluso uno como lector tiene un atisbo de esperanza de que al final de toda la historia todo saldrá bien. La trama es sumamente ligera, pero no tan atrapante. *Subjetivismos a la vista*

Tal vez me proyecté, me refiero a que ¿quién no quiere ser un adinerado dueño de una fábrica? Estoy consciente de que hay más necesidades, pero él ha sido uno de los personajes más maduros –paradójicamente sus acciones por Daiana son de lo más inmaduras e infantiles– que he leído. Tal vez solamente aún no puedo superar los estragos de “Desgracia” en mi ego… y su similitud de personajes.

Al final ni siquiera sé el por qué me gustó tanto, pero me gustó mucho. No creo que sea un libro para todo mundo, creo que se tendría que tener una madurez más literaria para entenderlo. Madurez que yo no poseo. Una vez más el personaje de Desgracia se adueña de mis ideas…

La sangre es eso que llama… la monotonía es eso que absorbe… la oscuridad es eso que atrae, eso que hunde.

PD1: Tampoco hay citas de este porque también le regale este libro a otra persona especial. Necesito transcribirlos antes de regalarlos.

PD2: Esta reseña está siendo publicada automaticamente, sean amables.

PD3: Puede que esté de rumbo a Argentina listo para conseguir una entrevista con el autor... atentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario