¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

lunes, 2 de noviembre de 2015

Fragmento 926: Día de muertos




“Yo nunca había ido a Michoacán, ni a Ciudad Juárez, realmente nunca lo necesite. Siempre fui un citadino, un chico de capital, y también siempre fui asiduo a las notas rojas. Ahora que recuerdo gran parte de mi infancia y mi juventud fue rodeada por la nota roja. Mi padre trabaja en uno de esos diarios de dos o tres pesos. La mitad de las noches de la semana mi padre salía en busca de la nota… en busca de la sangre. Él siempre me decía que comíamos a expensas de la sangre de otro; claro que para un niño de ocho años eso no significa mucho… yo nos proyectaba como una familia de ratas comiendo del cuerpo mascullado de un ser humano… sin rostro. Hay noches en las que sueño con ello…

Mi vida no sigue un rumbo definido. Supongo que siempre he querido seguir los pasos de mi padre, y siempre he querido llenar sus expectativas. Pronto todo se derrumbó, y fue justo cuando conseguí mi primer trabajo justo antes de concluir la universidad… Creo que pueden adivinar que mi primer trabajo fue como asistente del redactor de nota roja del periódico en el que mi padre laboró tantos años de su vida. Y el declive comenzó cuando me hice adicto a las imágenes llenas de…

Hoy es día de muertos, hoy me toca cubrir una tan esperada nota roja, la primera de mi fugaz carrera. En este día de muertos me encuentro rodeado de ellos. No me asustan. Nunca lo han hecho. Siempre he vivido rodeado de ellos, ahora es algo común para mí. Yo podría describirles el lugar en el que me encuentro, envuelto entre cientos de personas, encercado entre flores naranjas y aprisionado entre señoras que rezan sin cesar…. Pero la descripción va más allá, es una descripción de lo que la gente no puede ver… o en muchos casos no quiere ver, justo como sus muertos, ya no quieren verlos más...


No hay comentarios:

Publicar un comentario