¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

miércoles, 25 de enero de 2017

Reseña de La Tumba de Jose Agustin


¿Y esos cables?
Título: La tumba
Autor: Jose Agustín

Editorial: Debolsillo
Género: Ficción, novela corta

País donde sucede: México

País de origen del autor: México
Año de publicación: 1964
Páginas: 130
Días para acabarlo: 1
Calificación personal: 5/5
 

Previo: Mi tumba o ¿cómo quiero mi tumba?

 

Supongo que en esta opinión/decisión la mayoría de las personas estarán en desacuerdo, yo no quiero una tumba, no quiero estar en un panteón (o lo que quede de mi) por los siglos. No. Yo quiero que me cremen y me dejen en la basura, o sí es demasiado fatalista en la basura, me gustaría que me dejaran en un bosque, que dejaran mis cenizas libres. ¿Por qué pienso esto? Porque cuando uno muere, no hay más. Se acabó. Probablemente mi familia me visite durante 5 años seguidos el día de mi cumpleaños, o el día de mi muerte, o el día de los muertos; pero pasando esta fecha vendrán una vez al año, después una cada dos años y al final cuando se acuerden. Definitivamente no quiero esto ni para mí ni para mi ego, si les he dejado algo que lo guarden en sus recuerdos y corazones, no tienen que hacer un viaje largo al panteón o aburrido para ver mis restos. Y… ¿nadie ha pensado que tenemos sobrepoblación de tumbas y de muertos? Preferiría un árbol en mi tumba. Puede que la gente deje de nacer, pero no deja de morir… hay que darle paso a lo nuevo. El simple ciclo de la decadencia humana. (Hasta parece que me identifiqué con el personaje).

 

¿Cómo lo conseguí?

 
A ciencia cierta no puedo recordar donde compré/conseguí este libro, lo que sí recuerdo es que fue bastante barato. Yo tenía proyectado leerlo meses atrás, pero por motivos externos no se pudo. Y en tan solo un día se acabó…

 

Un poco acerca del autor…

 

Por lo que parece es un gran autor mejicano, y yo no tenía ni el menor atisbo de esto, y claro que me siento apenado. Nacido en Acapulco, esta obra le trajo el reconocimiento, tuvo de maestro a Juan José Arreola (otro que necesito leer en sentido de urgencia). Habrá más de él por aquí, atentos… Y sí lo hubo, en el menor tiempo esperado, puedes leer aquí la mini reseña de “Se está haciendo tarde”, porque no habrá reseña completa.

 

Reseña

 

Gabriel Guía es un joven burgués que se encuentra en la preparatoria, él es integrante de un círculo de lectores-escritores, al parecer todos son burgueses con aspiraciones marxistas. Su vida transcurre día a día, sin mayor emoción; sí, hay chicas, hay alcohol, hay dinero, pero no hay emoción. No hay vida, solo cuatro paredes, y un techo color azul.

 
Se narran los días a través de su vida, sus relaciones amorosas, la relación con sus padres y se nos da un panorama general de la vida de un joven de 16 años. El punto central recae en el alcohol y las mujeres de su vida. Los excesos de confianza, inteligencia, dinero e influencia.

 

A través de la radiografía de un joven depresivo y vacío de 16 años se presenta: “La tumba” una novela mexicana que plantó las bases de la generación “de la onda”. ¿Podrá Gabriel superar esta etapa depresiva y publicar su novela o morirá en el intento?

  

Opinión

 
Realmente no sabía mucho a lo que me aventaba, ni siquiera esperaba mucho del libro –honestamente–, pero me lleve una grata sorpresa. La novela es bastante ágil, profunda y directa. Lo que más rescato es que como es una novela corta va al punto, no se detiene en cuestiones intrascendentes. Va directo a lo depresivo de nuestro ser, y lo exprime. Sigo imaginándome sus paredes azules, mirando el techo, sintiendo que la jodida vida no vale nada. Y al final queriéndome preguntar cómo es que quisiera mi tumba. ¿Con pastito?  

 
La narrativa te engancha, tal vez no haya mucha trama, ni se pueda hacer una reseña acerca de lo que se trata exactamente, pero te mantiene queriendo seguir leyendo acerca de sus aventuras/suplicios. Me encantó la forma de narrar, y aunque lo único negativo fue el lenguaje oxidado (recordemos que fue en los sesentas). Hay una metáfora bastante profunda (o al menos así la comprendí yo) y es observar las mismas paredes y tu techo todos los días, esto es una pequeña tumba para algunos.

 
El personaje principal es un joven de diecisiete años, que si bien le da un aire al principal del guardián del centeno (Holden Caufield), me parece que es enteramente más maduro, más independiente y más chévere. Él vive en una constante melancolía, nada de lo que hace lo satisfice, y siempre tiene un vacío dentro. (Proyección a la vista). Los personajes secundarios, o sus amoríos son una parte excelente, me gustó mucho como pasan de la pasión al odio, del horror al amor y de lo prohibido a lo transgresor.

 
Lo que rescato son las diversas situaciones que se presentan, por ejemplo, se pueden encontrar en una fiesta de la ciudad de México y amanecer en la casa de campo de Cuautla de otra persona. Se habla de un círculo de lectura o pseudo intelectuales, eso me pareció clicheado pero divertido, me recordó a los pequeños comunistas de “Conversación en la catedral”.

 

La novela es profunda, pero solamente si la comprendes, y te metes en la mente/mood del personaje. Si no logras hacer clic en las primeras páginas, no podrás disfrutarla ni acabar de entender el porqué de las situaciones. Al menos yo logré una gran empatía, porque conozco el sentimiento. Es un autor del cual necesito leer más.

 

Y ustedes, ¿quieren su tumba con pastito o sin pastito?

No hay comentarios:

Publicar un comentario