¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

miércoles, 4 de enero de 2017

Top 10 de libros leídos en 2016




Bueno, parece que este post se está haciendo una costumbre en el blog. Que yo venga y les cuente lo mejor de lo mejor del año en curso (que está por finalizar). Este año leí la estrambótica cantidad de setenta y dos libros (72). He de reconocer que es el año en el cual he leído más libros cortos, pero también hubo varios de quinientas o seiscientas páginas, así que creo que se medió compensa. El promedio de páginas promedio por libro ronda entre 270 y 290. Nada mal, si tenemos en cuenta que mi meta era leer 65 libros. No tengo idea que me depara para el 2017, ni cuántos libros, esta vez seré más realista y me pondré como meta 60… o tal vez 80.

Además he notado una tendencia o patrón de género en cada año, por ejemplo en 2014 fueron más libros de autores extranjeros, en 2015 fue el año de la novela negra y de suspenso, y en este 2016 le di mucha participación a autores mexicanos y la ficción transgresora. Quién sabe, a lo mejor en 2017 sean los de autoayuda y romanticismo (no, eso nunca va a pasar). Por lo pronto los dejo con la lista.

… obviamente en orden descendente:

10. Una mente enferma de Rafael Ferrer



A pesar de ser uno de los libros que leí a principios de año, se quedó en mi memoria y en mis finos/enfermos gustos a través de todo el 2016. Lo interesante de este libro es que los cuentos son narrados sin el menor grado de tapujos, el autor no tiene miedo a expresar que está enfermo. Los cuentos son ideas totalmente trabajables y la mayoría te sacan un suspiro o una mueca de desagrado. Reconozco que este es un género nuevo y el autor se adentró de lleno, espero que algún día sea un género reconocido: el cuento gore. Puedes leer la reseña aquí.




9. Abrázame oscuridad de Dennis Lehane, y mención para Al oeste del sol al sur de la frontera de Murakami

Abrázame, oscuridad, fue una de las novelas negras que más disfruté en todo el año, tuve que devorarlo. La narrativa de Lehane es adictiva, en mi reseña escribí que era eso que nos gusta leer, que está manchado de tintes sexosos y violentos. Me encantaron las frases, los personajes y las escenas; tiene un poco de todo. Y por supuesto un asesino digno de recordar. Puedes leer la reseña aquí.












Murakami tenía que estar en este conteo, no podía no estar. Leí un par de libros de él este año, pero este me fascino, aunque es bastante corto y tenía de donde explayarse tiene lo suficiente para colarse en este top. La historia de amor es la más intensa que he leído en muchísimo tiempo, a pesar de los estatus orientales. Es un poco más real y menos onírica, pero al final sigue siendo Murakami. Algo relajado y profundo, recomendado para novatos y adentrados de él. Puedes leer la reseña aquí.








8. Chicas Kaláshnikov de Alejandro Almazan



Esta fue una de las más complicadas elecciones, no sabía en qué lugar ponerlo, pero finalmente me decidí, y aunque creo que es uno de los mejores libros de crónicas que jamás he leído siento que algo le falta, creo que únicamente más crónicas. La relevancia de este libro es que el autor es un ser humano y nos muestra ese miedo. Son crónicas reales, duras, sucias y directas; que nos dan un panorama más profundo de la delincuencia y narcotráfico en México. El libro es barato así que no hay pretexto. Puedes leer la reseña entera aquí. 








7. El libro de los amores ridículos de Milán Kundera



Un libro de cuentos, del tema romántico el que más disfruté. Hubo un cuento que se ha colado dentro de mis favoritos, no solo del libro, sino de la vida entera, el de los autoestopistas. Por esta simple razón deben leerlo. Además que las formas de comprender/entender el erotismo son variadas… irá, pasión, enojo, odio, amor. Puedes leer la reseña aquí.








6. Un saco de huesos de Stephen King



Definir porque fue de lo mejor del 2016 es fácil, pero el lugar no tanto. Me gustó porque me asustó y me produjo ensoñaciones horridas, y aunque es un libro grande y amplio, las descripciones no me parecieron tan malas como lo han sido otras veces. Es algo de King que sabe a King y no a remedos. Un libro que sí da miedo y que se inmiscuirá en tus sueños. Puedes leer la reseña aquí.





 

Ya saben que a partir de aquí deben leer estos libros sí o sí en su vida… advertidos quedan.


5. Antología del premio Amparo Dávila  y mención para Los niños de paja de Bernardo Esquina

Si bien, mi año literario se caracterizó por leer literatura transgresora, también hubo muchísimos cuentos y compilaciones, esto se debió principalmente a que me he dedicado a escribir cuentos (y creo que voy bien), así que necesitaba leer un par para poder escribirlos. Recuerdo hace un par de años cuando leía cuentos y los detestaba, que ignorante; ahora intento leer algún compilado al menos cada dos meses. Participé en el certamen del Premio Amparo Dávila y… perdí, pero al menos leí los cuentos de un año anterior y son extremadamente buenos, excepto el que ganó el primer lugar. Cuentos totalmente recomendados de terror escritos por mexicanos y a un excelente precio. ¿Qué más quieren? Puedes leer la reseña aquí.





Mención para los niños de paja. Adoré este compilado de cuentos, fueron los segundos que más disfruté en todo el año, si antes Bernardo Esquinca me parecía un escritor mexicano de terror excelente, ahora se consagro.  Cuentos sumamente breves que te pondrán a pensar en mucho. El ejemplar te sale a un excelente precio. Puedes leer la reseña aquí.

 









4. Asfixia de Chuck Palahniuk

Es fácil de resumir la privilegiada posición que tiene: Chuck Palahniuk, mi autor favorito de estribillos. La narrativa no está nada mal, ni las descripciones, ni las premisas fuera de serie que Palahniuk idea, todo es bastante común, lo que tiene el libro son los personajes, mejor dicho el desarrollo de los personajes. Son tremendamente entrañables, y sí, esas frases pegajosas. El personaje principal es la antítesis de todo, un adicto sexual en recuperación que finge ahogarse en restaurantes para conseguir dinero. ¿Se puede ser más patético? Y un desenlace que pocos imaginábamos. Este libro tuvo el puesto dos durante mucho tiempo, hasta que llegaron los libros mejicanos. Puedes leer la reseña  aquí.


3. Toda la sangre de Bernardo Esquinca

La mejor novela negra de este 2016, que haya sido narrada en la Ciudad de México y explotar una premisa tan ingeniosa de tan buena forma  le dieron muchísimos puntos. Además se tiene suspenso, horror, sexo, amor y fantasía; una serie de tópicos que la hacen el mejor libro de Esquinca (que yo he leído). Segunda parte de una saga, pero que no es necesario haber leído la primera parte. Una novela que vale muchísimo la pena, si eres mexicano o extranjero. Lo único malo es su predictibilidad. Puedes leer la reseña aquí.




2. Luz Estéril Iván Ríos Gascón.

Ah, no soy tan buen escritor (aún) para poder expresar lo maravillosa que es Luz Estéril. El libro es como esa película mexicana la cual tenemos duda, pero sumamente refinado. Seré breve, las escenas de erotismo y música me cautivaron. Seguiré advirtiendo, léase acompañado de un diccionario o de Spotify, depende cual le haga más falta. Lo malo son tantas palabras rimbombantes y la narrativa es un poco pesada. Un libro altamente adictivo y lleno de detalles magistrales; y aunque al final es predecible totalmente disfrutable. Puedes leer la reseña aquí.






Por fin, el número uno. Los esperados redobles.


1. Escoria de Irvine Welsh

Al parecer los mexicanos no pudieron ganarle a la falta de escrúpulos del autor escoces. Siendo el primer libro leído en el 2016, jamás perdió esa posición. Este libro jamás estuvo en duda, supe que nada lo superaría. Amé todas las frases, todas las situaciones, las escenas y al personaje principal. Tan jodidamente transgresor como puedan imaginar. No, no es lo sexual o pervertido lo que lo hace tan bueno, es la carencia y declive que el protagonista presenta, se ve a lo largo de todo el libro y desemboca con un final estremecedor. Pocas veces he logrado tanta empatía con un personaje literario, comprendí sus motivantes, sus excesos y todo por lo que pasaba. El mejor puto libro del 2016. No recomendado para personas sensibles o demasiado cerradas de mente. Un aplauso para Bruce Robertson. (La película no es nada mala, pero no se compara, pueden verla en Netflix). Puedes leer reseña aquí, puto plebeyo, y que no se te olvide la puta diferencia.


Gracias por haber leído este subjetivo top. ¿Alguna recomendación?

Juan.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario