¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

miércoles, 23 de marzo de 2016

Reseña de Hablando con los muertos de Harry Bingham


Título: Hablando con los muertos
Autor: Harry Bingham
Editorial: Debolsillo
Género: Novela Negra, Thriller
País donde sucede: Inglaterra
País de origen del autor: Inglaterra
Páginas: 376
Días para acabarlo: 5
Calificación personal: 3.6/5

Previo: El síndrome de los muertos

La portada del libro nos hace una pregunta que aquí repetiré: ¿sabes lo que es el síndrome de Cotard? Les ahorraré la ida a  google y se los explicaré –a mi modo–: este atípico padecimiento es una especie de depresión constante y trastorno de despersonalización (te sientes externo al mundo, en una especie de película o algo que no es real), y básicamente se puede resumir en que la persona afectada se siente como si estuviera muerta, y con los síntomas típicos de la muerte: no hay sentimientos, no hay dolor, no hay hambre, no hay tristeza e incluso un frío intenso, acompañado de calambres; en casos extremos el paciente puede llegar a alucinar que su carne está putrefacta y las lombrices se la comen. Podría llegar a parecer interesante –por el burdo fanatismo a los zombis– ser un muerto viviente, pero la verdad es que debe ser lo peor no poder experimentar ningún tipo de sentimiento, no saber lo que te produce comer y olvidar el dolor. Creo que debe ser sumamente triste y dado a eso se explica que más de la mitad de estos pacientes terminan por suicidarse… para cumplir con lo que su mente les dicta. ¿Alguien sabía de este síndrome, qué piensan acerca de; a algún fanático de zombi le gustaría tenerlo?

¿Cómo lo conseguí?

En la más reciente FIL del palacio de minería, este título estaba en los pendientes desde hace casi tres años, siempre hubo desidia a la hora de comprarlo, básicamente por su precio, pero hubo una excelente oferta y me decidí. La verdad tenía altas expectativas que al final… (lean la opinión para enterarse.)

Un poco acerca del autor…

Escritor de origen inglés, después de haber trabajado en el sector de la banca dejó su trabajo para dedicarse a la literatura de lleno. “Hablando con los muertos” es la primera entrega de una serie que se basa en la detective Fiona Griffiths.

Reseña

Un atroz asesinato es cometido en un poblado de Reino Unido, una mujer de mediana edad ha aparecido asfixiada y su hija ha sido brutalmente asesinada, su cara fue machacada –literalmente– y encontrada en una posición extraña. Este suceso atrae la atención de la población y la policía entra en escena. La detective Fiona Griffiths se encuentra investigando una desviación de recursos de un ex policía, pero por azares se verá inmiscuida en la investigación del salvaje asesinato. Ella se hará cargo de completar la investigación con métodos “raros”…
Pero la señorita Griffiths tiene una curiosa enfermedad, mejor dicho posee un padecimiento que adquirió en sus tiempos de universidad. Ella posee el síndrome de Cotard, una dolencia que le hace creer a las personas que están muertas. Ella ahora está “curada” o al menos lo sobrelleva e intenta ser un habitante del planeta normal. Entablando una relación amorosa con un compañero de trabajo y recordando a amigos antiguos intentará no caer en las garras de esta enfermedad.

Inmersa en una ola de asesinatos y violencia por parte de una mafia desconocida, la trama se complicará y así se presenta “Hablando con los muertos” una novela negra con un argumento bastante atípico y explotable. ¿La detective Griffiths podrá sobrevivir o esta terrible enfermedad la consumirá? ¿Sabes las consecuencias del síndrome de Cotard?


Opinión


Como se puede notar a primera instancia la premisa es bastante prometedora, incluso el título es altamente atractivo; hasta aquí todo podría parecer perfecto, un buen título, una buena pregunta clave y hasta una buena sinopsis. Lo malo es que la realidad dista mucho de una simple idea. El comienzo es terriblemente lento, de hecho el libro es bastante lento; las descripciones rojas o negras no son lo bastante entretenidas para emocionar. Y en las últimas 100 páginas (que es cuando toma forma) no alcanza a sustituir todo lo malo.

Por supuesto que la señorita posee un aura de misticismo y sensualidad (aunque te de miedo que sea más frígida que un cadáver), pero es una chica inteligente y atractiva. Lástima que no sea su planeta, ni su universo. Hay una parte que tengo aún grabada y es cuando pasa la noche en un depósito de cadáveres, y a ella le parece de lo más normal; es la parte que más recuerdo y que más me “impakto”.


Como ya mencioné, la narrativa es lenta, las descripciones son abultadas y pesadas, y se torna aburrido las ¾ partes del libro. Aunque la traducción no es tan banal como otras, tampoco es tan destacable. La mejor forma de describir la narrativa es frígida e insensible… justo como un cadáver. He leído que en las próximas entregas se ahonda en la historia y se mejora en varias partes, pero no sé si quiero pasar por el suplicio de otras 300 páginas.


La personaje principal es algo atípico y eso es lo que hace la lectura llevadera, sino hubiera sido por ella la historia se hubiera ido a la basura y no hubiera podido ni leer la mitad. En cuanto a los demás personajes son de lo más común que puede haber en la novela negra policiaca. Mejor suerte para las próximas entregas.


¿Pueden imaginar lo que sería hablar con los muertos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario