¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

miércoles, 30 de marzo de 2016

Reseña de Menos que cero de Bret Easton Ellis


Título: Menos que cero

Autor: Bret Easton Ellis

Editorial: Debolsillo

Género: Ficción, Contemporáneo

País donde sucede: Estados Unidos

País de origen del autor: Estados Unidos

Páginas: 170

Días para acabarlo: 3

Calificación personal: 3.3/5

 

Previo: La simpleza de la apatía

 

La mayoría de mis ideas son simples; la mayoría de mis ideas son apáticas. ¿Por qué? Porque así todo es más sencillo. Apuesto a que estas serían una de las frases que la mayoría de los jóvenes (más jóvenes que yo) piensan y que rondan por sus mentes, pero ellos son demasiado perezosos para expresarlas. Es cierto que cuando uno va creciendo se va dando cuenta de muchas cosas, pero sobre todo puedes hacer un retrato –comparativo– de cómo eras antes, y como eres ahora. Vagamente me pongo a recordar, vagamente me pongo a observarme; pero cuando lo hago me da por reírme de tan estúpido que he parecido/sonado. Si yo no hubiera tenido errores, equivocaciones o momentos difíciles habría poco de que vanagloriarse. Justamente ahí radica la apatía de la simpleza… una función que es inversamente proporcional…a nuestra edad y grado de experiencia.

 

¿Cómo lo conseguí?

 

Hubo un día que compré tres libros, ya saben esos arranques impulsivos en los días de paga. El único que queda pendiente es “crímenes imaginarios”, aún no tiene fecha proyectada para leerse pero confío en que no tardará tanto. Este ejemplar lo compré en “El péndulo” la librería más cara pero mejor surtida de la ciudad.

 

 

Un poco acerca del autor…

 

De origen estadounidense, comparte algunas similitudes con varios autores de ficción transgresora. Se le considera como el mayor exponente de la generación x moderna, sus escritos mantienen esa crudeza y cero tabúes por las cuestiones morales. “Menos que cero” fue su primer libro y de ahí se catapultó a la fama; autor también de “American Psycho”, y la más reciente “Suites Imperiales” (la continuación de “Menos que cero”).

 

 

Reseña

 

Nos enfocamos en Clay, un joven de 18 años que regresa a California a pasar las vacaciones con su familia y sus amigos. El día que retorna al aeropuerto su novia Blair va por él, pero no le produce ningún sentimiento, pronto nos daremos cuenta que casi cada situación le da igual o le produce apatía. Cuando regresa a casa no deja de preguntarse cuánto falta para reaparecer en Boston… aunque ni siquiera sepa a dónde o por qué quiera volver.

 

A unos días de reaparecer se reencuentra con sus antiguos amigos, unos jóvenes que están marcados y condicionados por las drogas, el alcohol y el sexo fácil. Al parecer todos ellos mantienen la constante de que todo les da igual, todo les parece bien y no se atan a ninguna persona. ¿Qué preocupación puede tener un joven que tiene todo el dinero del mudo y un futuro resuelto por no hacer nada?

 

A través de la radiografía de los jóvenes ricos de California y un gran ejemplo de la juventud estadounidense se nos trae “Menos que cero” una novela que nos muestra la humanidad de un grupo de chicos que están fascinados por montones de cocaína y conseguir todo fácil. ¿Clay podrá zafarse de toda la inmundicia que el dinero produce? ¿Hasta cuánto puede llegar la apatía de un chico de 18 años? ¿Y qué hacer cuando te sientes menos que cero?

 

 

Opinión

 

 

Aunque la premisa puede leerse desgastada en nuestros tiempos, en los 90´s no era algo de lo que se hablara tan comúnmente, de hecho las drogas y el sexo eran de los temas tabú de la época. En nuestros días es de lo más normal porque estamos constantemente bombardeados por estos. He ahí el motivo por que este, su primer libro, tuviera tanto éxito… y he ahí el motivo por el cual a mí me pareció de lo más mundano y normal que puede haber. El libro es corto y no te lleva más de cuatro o cinco días poder concluirlo.

 

La obra está cargado de partes densas e impactantes, como consumir drogas al por mayor, sexo heterosexual y homosexual explícito y la nimiedad de los personajes; pero existen narraciones “entre líneas” dónde el narrador recuerda momentos de su vida en los que fue feliz, o al menos un poco menos infeliz. Supongo que me recuerda a personajes los cuales no tienen interés en vivir…

 

La narrativa es plana, fría y desordenada; demasiado desordenada y a veces sin sentido. El autor posee tantas ideas que no sabe cómo expresarlas y a veces las expresa tanto que se llega a encasillar dentro de. Es realmente aleatoria la forma en la que se cuenta la historia, a veces llega a ser muy brusco en los cambios de historia y difícilmente sigue la ilación de los hechos. No se divide por capítulos, no los tiene.

 

Han pasado varios días y lo he reflexionado un poco más, creo que entiendo un poco el contexto pero sobre todo el trasfondo de la apatía y las ganas de no vivir, que me parecen totalmente válidas, pero no justificadas. Me gustaría leer algo más del autor, incluso quiero darle una oportunidad a su secuela.

 

¿En cuántas montañas de cocaína puedes sumergirte para recuperar las ganas de vivir?

 

Citas

 

“Quiero volver, ¿Adónde? No lo sé. Simplemente quiero volver.”

 

“Nadie habla demasiado y a nadie parece importarle, y menos que a nadie a mí.”

 

“No miro demasiado a mis padres, me limito a pasarme la mano por el pelo, con ganas de tener algo de coca, o lo que sea, que me ayude a soportar todo esto.”

 

“Sus labios húmedos, cubiertos con pintalabios de rosa, se abren y enseña los dientes de arriba como si fuera una especie de perro o de lobo que gruñe a punto de atacar.”

 

“¿Y qué está bien? Si uno quiere algo, tiene derecho a cogerlo. Si quieres algo tienes derecho a hacerlo.”

 

“Pero tú no necesitas nada. Lo tienes todo. –No es cierto, no lo tengo todo. – ¿Y qué es lo que no tienes? –Algo que perder.


No hay comentarios:

Publicar un comentario