¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

miércoles, 26 de julio de 2017

Reseña de El orgasmografo de Enrique Serna

Portadas sugerentes
Título: El orgasmografo
Autor: Enrique Serna
Número de libros leídos del autor: 1
Editorial: Plaza Janés
Género: Cuentos/Humor negro/Ficción transgresora
País donde sucede: México
País de origen del autor: México
Año de publicación: 2002
Páginas: 237
Días para acabarlo: 2
Calificación personal: 5/5

Previo: Orgasmos que no tienen que ver con mojigatería…

¿Han escuchado la palabra mojigatería? Según las acepciones que recuerdo, dícese la persona (hombre o mujer) que le fascinan las bajas pasiones, pero no se atreve a expresarlas por pudor. Según la RAE: que muestra exagerados escrúpulos morales o religiosos; yo le añadiría la cuestión sexual. Leyendo los comentarios de usuarios de Goodreads, surgió la idea del previo, decían que el titulo tenía ver con la mojigatería, a lo que yo no comprendí muy bien la relación, así que yo les pregunto. ¿Un orgasmo tiene que ver con la mojigatería? Por mi parte creo que los mojigatos tienen menos orgasmos que la gente normal, aunque no podría asegurarlo. La verdad es que no he pensado mucho en cómo sería tener un orgasmografo, pero ahora pienso que es una buena idea.

¿Cómo lo conseguí?

Otro de los integrantes que compré en un tianguis de libros usados, por una módica cantidad mayor que los otro dos. Yo tenía pendiente el libro de Fruta Verde del mismo autor, desde hace mucho, pero esto ha sido un comienzo, un excelente comienzo.  


Un poco acerca del autor…

Nunca había oído de Enrique Serna, pero pronto me di cuenta de que tiene un gran número de seguidores, parece que los mexicanos somos adictos a la decadencia de sus escritos. Pronto encontré extremos a su fanatismo, o lo amas o lo odias, no hay puntos medios. Habrá más de él por aquí, atentos.

Reseña

La sinopsis del libro decía que en una utopía la gente llevaba contadores de orgasmos, por lo cual yo pensé que las historias que aquí encontraría serían narradas por esas personas, una especie de historia entre historia. No podía estar más equivocado. De las siete historias, seis me encantaron, aquí un pequeño comentario de cada una.

Vacaciones pagadas: Un cómico cae en unas vacaciones indefinidas totalmente pagadas y cae en un declive personal.
Tesoro viviente: Una escritora francesa acaba en un rupestre pueblo africano que esconde un secreto literario.
El matadito: un retrato de un Godinez de antaño cae en depresión en el día de su cumpleaños.
La palma de oro (mi favorito y más extenso): Un director de arte se ve forzado a dirigir novelas, pronto es absorbido por el medio.
El orgasmografo: a las personas de una lejana distopia les piden una cuota de orgasmos semanales pero una chica se rehusará.
Tía Nela (excelente para cerrar): La historia de un travesti y su tía.


Opinión

Sí, probablemente esta sea de las mejores compilaciones de cuentos que haya leído este año. Pero ¿Dónde radica su genialidad? No radica en la elaboración de la trama, de la decadencia (que muchas personas alaban) de los personajes, ni de la profundidad de los cuentos, no, la genialidad radica en la sencillez de narrar las historias, te saben cómo si tu compadre de toda la vida te estuviera contando un chisme de vecindad.

Partiendo de la anterior premisa, no creo que Serna se pueda/deba comparar con otros autores que abordan la ficción transgresora o cosas más sórdidas, sencillamente creo que no es su estilo. Sus historias no me hicieron sentir melancólico, sucio o algo por el estilo, me dejaron pensativo por todo lo que se pudo haber ahorrado si hubiesen sido prudentes o más maduros. Solo eso. Creo que no adentra en la desgracia como otros autores, y miren que he leído a autores que te hacen sentirte una basura por solo tener un techo.

Además de palma de oro, que me resulta tan mexicano y tan fielmente Televisa, “El matadito” logró transmitirme una sarta de sentimientos, y al leer la conclusión todo el aire que llevaba salió despedido en un agónico suspiro, algo parecido sucedió en “La tía Nela”, pero acabé más sorprendido. Sin duda esos giros de tuerca pequeños pero decisivos son otra cosa que destaco.

No estoy enteramente seguro por qué no había leído al autor antes, si suena tanto a mi estilo. En estos momentos leo Fruta Verde, así que rompí mi regla no escrita de leer a un autor consecutivamente, pero es que quedé tan inmerso que quería seguirlo leyendo.

Habrá más del autor aquí, mucho más, probablemente en un tiempo que no será pertinaz, pero es mi blog y se publica cuando quiero.


¿Creen que podrían llenar su cuota semanal de orgasmos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario